HEMORROIDE
¿QUÉ SON LAS HEMORROIDES?

Son vasos sanguíneos aumentados y abultados en el ano y parte baja del recto, también descritas como “venas varicosas del ano y recto”, y hay dos tipos: externas e internas según su localización.

  • Hemorroides externas (afuera): Se desarrollan en la parte externa del ano y están cubiertas de una piel sensitiva. Si un coágulo se forma dentro de ellas, una masa dolorosa puede ocurrir (trombosis hemorroidal externa).
  • Hemorroides internas (adentro): Están en la parte interna del ano, presentan el sangrado sin dolor y la salida de dichas hemorroides durante la defecación son los síntomas más comunes. Sin embargo, puede causar dolor severo si salen del ano (prolapso hemorroidal) y no pueden ser introducidas nuevamente.

CAUSAS DE LAS HEMORROIDES

La causa exacta se desconoce; sin embargo, la posición de pie del ser humano causa gran presión en los vasos sanguíneos del ano, que en algunos casos los va abultando. Otros factores que contribuyen son:

  • Edad
  • Estreñimiento crónico o diarrea
  • Embarazo
  • Herencia
  • Uso excesivo de laxantes o pujar mucho durante la evacuación
  • Permanecer períodos largos sentados en la taza del baño.

SÍNTOMAS
Si notas cualquiera de los siguientes síntomas acude con el Dr. Christian J. Torres Ortiz O., ya que puedes presentar una enfermedad hemorroidal:
  • Sangrado durante las evacuaciones
  • Prolapso (salida de hemorroides) durante las evacuaciones
  • Comezón en el área anal
  • Dolor anal

TRATAMIENTO:
Cuando las hemorroides son detectadas cuando los síntomas son leves, puedes mejorar con aumentar la ingesta de fibra (Ejemplo: frutas, vegetales, cereales, etc.) y líquidos en la dieta, también puedes eliminar el pujo excesivo durante la defecación para reducir la presión en las hemorroides para prevenir su prolapso, también te pueden ayudar los baños de agua tibia, con estas tres medidas, el dolor y la hinchazón (edema) de la mayoría de las hemorroides mejorarán en 2 a 7 días.

En casos de hemorroides internas se puede colocar una pequeña banda de goma colocada en la hemorroide, cortándole el suministro de sangre, unos días después se caerán en pocos días y la herida usualmente sana en una a dos semanas, este es un procedimiento que se realiza en consultorio y no requiere anestesia. Otra opción es el tratamiento con fotocoagulación con rayos infrarojos, que tampoco ocupa de anestesia y se realiza en el consultorio. Estos dos procedimientos sólo se reservan para casos iniciales evitándose que la enfermedad avance.

Ahora bien, se procede a cirugía en casos avanzados o cuando otros tipos de tratamiento no han sido exitosos y también cuando el paciente presenta una enfermedad hemorroidaria mixta (hemorroides internas y externas a la vez). Este tipo de operación convencional se llama hemorroidectomía se han creado otras técnicas que se pueden emplear en casi todos los casos, como PPH que se realiza con una engrapadora especial que se introduce por el ano y corta parcialmente y sutura las paredes internas del conducto anal. El procedimiento se hace en quirófano, bajo anestesia y en 30 minutos aproximadamente. Pocas horas después el paciente puede comer y dado de alta el mismo día y puede volver a sus actividades habituales en unos siete a diez días. La técnica más novedosa y de vanguardia es el THD ya que la molestia y el dolor es mínimo y la convalescencia es aún de menos días.
Más información en www.drchristian.mx